¿Por qué contratar un redactor SEO de contenido online en 2020?

La presencia en Internet se ha vuelto un pilar indispensable para muchas empresas y profesionales, es el lugar donde darse a conocer y captar clientes para sus productos y servicios.

Sin embargo, no todo vale para que Google nos tenga en cuenta y la redacción de contenidos de calidad es esencial para atraer el ojo del buscador.

Contratar a un redactor de contenido online puede ser la solución que no sabías que estabas buscando.

Te contamos por qué.

No hace mucho se decía que algo que no salía en televisión, no existía.

Esta expresión en nuestros días se puede extrapolar perfectamente a Internet, pero con un pequeño giro de tuerca; algo puede estar en Internet, pero si pasa completamente desapercibido para los usuarios y el público o cliente objetivo al que está dirigido, es como si no existiera.

Y es que hoy en día, no aparecer entre los primeros resultados de Google es básicamente una sentencia al olvido.

A nivel particular no supone ningún problema, pero cuando hablamos de empresas o profesionales que desean darse a conocer, potenciar su marca y promocionar sus productos para conseguir clientes finales, sin duda es un terrible inconveniente, porque la competencia, en determinadas áreas y sectores de mercado, es brutal y abrirse hueco un proceso complicado.

En la era del (casi) todo digital y con el comercio electrónico creciendo día a día, las empresas y profesionales, o hasta particulares que quieren promocionar su marca personal, necesitan mucho más que crear y publicar una página web o un blog.

Necesitan que este posicione bien, que sea visible, que esté en esas primeras páginas de resultado del buscador.

En definitiva, necesita contenidos.

Y no cualquier tipo de contenido, sino originales, de calidad y con orientación SEO. Y aquí es donde entra en juego la figura del redactor de contenido online.

La importancia de un buen contenido

Igual estás pensando que tu página web está para mostrar tu catálogo de productos, tus datos de contacto, tu rango de precios y, tal vez, una muestra de tus trabajos o portfolio, y que con eso es suficiente.

Pensar así es un error, puesto que a no ser que te dediques a un nicho muy concreto de público o clientes, en el que apenas haya competencia, tu web va a pasar completamente desapercibida, perdida entre millones de resultados similares y, por tanto, será difícil que alguien que no te busque por tu nombre, de con tu negocio.

Actualmente, para que una página web o un blog aparezca en las primeras posiciones de cualquier buscador, pero especialmente en Google (que es el más usado), necesita llenarse de buenos contenidos; hablamos de textos bien redactados, originales, con información pertinente e interesante, capaz de aportar un valor extra al usuario y al sitio, y con la capacidad de mejorar el SEO de tu web y aumentar así su nivel de tráfico, lo que a larga podría muy bien traducirse en nuevas conversiones, es decir, nuevos clientes.

En eso se basa actualmente el marketing de contenidos, una rama del marketing que ha ido aumentando su importancia en los últimos años precisamente por lo que hemos señalado unas líneas más arriba.

No se trata de hacer publicidad a tus productos o a tu empresa, sino de publicar en su web artículos que aporten valor a tus visitantes y les conduzcan primero, a descubrir tu empresa o marca, y segundo, a terminar convirtiéndose en uno de tus clientes.

Compra Textos SEO con Quooot

La importancia de un buen redactor

Es evidente que no todo el mundo tiene la capacidad de escribir buenos textos o ya siquiera el tiempo para dedicarle a ello, puesto que estarás ocupado con el desarrollo y día a día de tu empresa y negocio.

Nutrir una web o su blog de contenidos de calidad y relevantes es un trabajo exigente, dedicado y que puede consumir unas cuantas horas al día.

No solo se trata de juntar palabras sobre un tema cualquiera relacionado con tu área profesional.

No, hay que ir un poco más allá.

Ya hemos dicho que para que los contenidos funcionen cómo se espera de ellos, tienen que ser de calidad, originales, relevantes y con orientación SEO.

Un buen redactor de contenidos online sabe todo esto y si además tiene detrás una plataforma con experiencia en optimización de textos para SEO, será capaz de ofrecer un resultado final prácticamente perfecto.

Así, a la hora de contratar redactores para el blog o la sección de publicaciones de tu web, debes tener en cuenta una serie de aspectos muy importantes:

  • Un buen redactor debe tener un dominio de la ortografía y la gramática perfectos. Está claro que un texto lleno de faltas de ortografía o errores gramaticales acabará por espantar a tus visitantes y rebajará la percepción de la calidad de toda tu web.
  • Un buen redactor además es un buen comunicador, capaz de articular textos a través de un hilo conductor, con sentido y manteniendo la visión y características que haya solicitado su cliente.
  • Tan importante como la buena ortografía es la documentación. Un buen redactor al que se le asigne un tema, procurará documentarse lo mejor posible previamente a sentarse a escribir el texto. Consultará diferentes fuentes y se asegurará de que la información que va a escribir es veraz y está actualizada. En este sentido, para temas muy técnicos, aparte de buenas dotes de escritor, se debe buscar a un redactor con los conocimientos suficientes para elaborar un texto técnico.
  • Debe ser capaz de seguir las directrices que pueda dar el cliente sobre lo que quiere que aparezca en el texto o qué tono debe tener, ¿será un texto informativo?, ¿o un texto promocional?
  • Un buen redactor no copiará los trabajos de otros, ni los parafraseará o spineará ni los traducirá del inglés directamente. Primero, porque el plagio es un delito. Y segundo, porque Google penaliza la duplicación de contenidos. Ahora, fiarse de la palabra del redactor sobre la originalidad de un texto no tiene por qué ser un acto de fé. Si el redactor pertenece a una plataforma de creación de contenidos como Quooot’, esta cuenta con herramientas de verificación y antiplagio que asegurarán esa originalidad de cara al cliente.
  • Un buen redactor sabrá manejar el lenguaje para crear textos atractivos y bien construidos empleando técnicas de SEO, como el uso de palabras clave y negritas. Sabrá qué palabras y términos emplear para un contenido optimizado de cara al posicionamiento en buscadores, pero sin olvidarse de que son personas las que deben leerlo.

contratar redactor online SEO

Contratar redactores es una apuesta segura

Como empresario o profesional, tu tiempo es limitado y puede que redactar textos no sea una de tus habilidades.

Sin embargo, si quieres que tu página web y, por extensión, tu empresa o negocio sean más conocidos, lleguen a más gente y consigan más clientes, necesitas publicar contenidos en ella.

Así que no pienses en contratar un redactor SEO como un gasto, sino como una inversión que ayudará a crecer a tu negocio y a tu marca.

En Quooot’ encontrarás redactores profesionales, con una amplia experiencia en la redacción de textos optimizados para SEO y especializados en diferentes ámbitos y sectores, comprometidos con la calidad y los plazos de entrega.

Además, nos aseguramos de comprobar la veracidad del texto y verificamos su calidad SEO antes de entregártelo.

Licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid, ha dedicado su vida profesional a la escritura creativa y a la redacción de contenido digital en diferentes plataformas y ámbitos; desde jurídicos y empresariales, nuevas tecnologías, ciberseguridad y protección de datos, hasta contenidos culturales, con críticas literarias, cinematográficas y de videojuegos, entre otros.

Leave a Comment.