Descubre todo sobre el Marketing de Contenidos en 2020

El marketing de contenidos cobra cada vez más importancia para las empresas.

Es una estrategia que ayuda a atraer clientes y generar reputación de marca, entre muchas otras ventajas.

Pero, ¿qué requisitos debe cumplir el contenido de calidad? ¿Cómo poner en marcha una estrategia centrada en el contenido?

En este artículo te lo contamos.

¿Qué es el marketing de contenidos?

La definición de marketing de contenidos podría ser la siguiente:

aquella estrategia que forma parte del Inbound marketing y que busca atraer clientes potenciales de forma natural, mediante la creación de contenidos relevantes y de calidad que se difunden a través de diferentes canales

El marketing de contenidos es fundamental para hacer avanzar al usuario por el embudo de compra, esto es, desde que una persona se da cuenta de que tiene una necesidad hasta que adquiere el producto o servicio.

En especial, el content marketing es imprescindible hoy en día durante las primeras fases del ciclo, en las que se busca generar leads y atraer clientes interesados, primero en el contenido, y luego en los productos o servicios que vendes.

En definitiva, lo que se busca con esta estrategia es crear contenido relevante para conseguir clientes potenciales, aumentar la visibilidad de la marca y mejorar la percepción de los clientes.

Todo ello con el objetivo final de vender. Aunque eso ya es responsabilidad del departamento de ventas.

Objetivos del marketing de contenidos

A continuación vemos cuáles son los principales objetivos del content marketing.

Conseguir leads

El objetivo básico del marketing de contenidos es conseguir leads cualificados.

Es decir, usuarios que puedan estar interesados en nuestros productos o servicios.

Una vez que se consigue un lead, el departamento de marketing le hace avanzar por el embudo de compra hasta que el usuario adquiere el producto o servicio.

Para ello, es fundamental ofrecer contenido relevante y de interés para tu público objetivo.

Mejorar la visibilidad

El contenido de calidad contribuye a aumentar el tráfico web y a mejorar su posicionamiento en los motores de búsqueda, lo cual redunda en un aumento de la visibilidad.

En este sentido, no solo es importante que el usuario sea interesante para tus usuarios potenciales, sino que también debe cumplir ciertas reglas SEO para posicionar mejor en los buscadores.

Generar interés

Gracias al marketing de contenidos se puede mejorar la imagen de marca y atraer usuarios a través de canales distintos a la venta directa.

No se trata solo de generar atracción, sino de que los usuarios te vean como un referente, una fuente fiable a la que acudir cuando necesitan información sobre un tema.

Esta confianza entre usuario y empresa es imprescindible para que los clientes potenciales se decanten por tus productos o servicios antes que por los de la competencia.

Fidelizar clientes

Generalmente se habla del marketing de contenidos como un método para la atracción de leads, pero pocas veces se habla de su poder para fidelizar.

Cuando ofreces contenido de calidad también estás creando un valor de marca.

Para ello es necesario ofrecer contenido adaptado a tus clientes potenciales de forma constante. De esa manera lograrás establecer una relación a largo plazo con los usuarios.

Compra Textos SEO con Quooot

Cómo crear contenido de calidad

Hasta ahora solo hemos visto la parte teórica.

Pero lo realmente difícil es poner en práctica la estrategia adecuada para alcanzar tus objetivos.

En este punto cobra especial importancia una cuestión: ¿qué es el contenido de calidad y cómo crearlo?

Temas de interés

Uno de los primeros factores a tener en cuenta es quiénes son tus clientes potenciales y cuáles son los temas que les interesan. De nada te servirá crear contenido de gran calidad si no está adaptado a lo que buscan tus usuarios potenciales.

  • Por ejemplo, si tienes una tienda online de bicicletas de montaña, puedes ofrecer información sobre rutas en bici o pistas off-road.

Contenido fresco y original

Los usuarios suelen buscar dos tipos de contenidos.

Por un lado, uno que les ayude a resolver dudas o que le ofrezca información de valor. Por otro, contenidos frescos, originales o sorprendentes que no hayan encontrado en ningún otro sitio.

Por supuesto, ha de ser contenido original.

Copiar contenido de otros no solo repercute negativamente en tu imagen de marca, sino que Google podría penalizarte a la hora de posicionar tu web.

Equipo de redacción profesional

Si quieres asegurarte de que tu contenido es de calidad, has de contratar un redactor SEO.

Mucha gente tiende a pensar que puede crear el contenido por sí mismo. Sin embargo, los resultados no serán los mismos.

Un equipo de redacción online profesional es imprescindible para buscar los temas adecuados para tu marca, redactarlos de forma óptima y darles la difusión adecuada.

Proceso de creación de textos

La creación de contenidos es un proceso que debe seguir ciertos pasos:

  1. Propuesta de temas: se hace una búsqueda de las palabras clave que pueden interesar a la marca.
  2. Validación de temas: el equipo de redacción y la empresa se ponen de acuerdo sobre los temas a redactar
  3. Redacción del texto: su tono o estructura debería de estar previamente definido en una guía de estilo.
  4. Revisión del texto y validación: se revisa la estructura gramática y sintáctica, ortografía, SEO, enlazado interno, calidad de la información etc.

Recursos audiovisuales

Estamos inmersos en una era digital en la que se le da especial importancia a los contenidos audiovisuales.

Por ello, contenidos como imágenes, vídeos o podcast agregan un gran valor al contenido.

De hecho, hoy en día el contenido ni siquiera tiene que estar basado exclusivamente en el texto.

Los vídeos o imágenes puede ser contenido en sí mismos (por ejemplo, los videotutoriales) o funcionar como elemento de apoyo al texto.

Difusión en los canales adecuados

Una vez que se ha creado el contenido, toca difundirlo a través de los medios adecuados.

Hoy en día existen numerosos canales para la difusión de contenidos: el blog corporativo de la empresa, redes sociales, medios de comunicación online, directorios de artículos, plataformas de divulgación como webinars, etc.

Profundizamos más sobre este punto en el siguiente epígrafe.

estrategia marketing contenidos

¿Dónde poner en marcha tu estrategia de contenidos?

Hoy en día tienes una gran cantidad de opciones para poner en marcha tu estrategia de marketing de contenidos.

Veamos cuáles son estas posibilidades.

Blog corporativo

La gran mayoría de empresa cuenta con su propio blog corporativo, donde difunden contenidos relacionados con la temática de sus productos o servicios.

El blog corporativo ayuda a aumentar la visibilidad de la marca, mejorar su posicionamiento online en buscadores, atraer y fidelizar usuarios.

Además, permite crear contenidos de muy diversa índole.

Por si fuera poco, la creación de contenidos web es más fácil que nunca gracias al uso de plataformas como WordPress.

Redes sociales

¿Sabías que las empresas ya gastan una quinta parte de su presupuesto para marketing en las redes sociales?.

Entre sus principales ventajas está la posibilidad de comunicarse directamente con los usuarios, o su gran poder para viralizar los contenidos.

Es importante saber qué redes sociales se adaptan mejor a tus contenidos. Hay redes generalistas como Facebook y Twitter que sirven para promocionar casi cualquier tipo de contenidos.

Otras como Instagram (la red social de las fotografías) funcionan de maravilla para tiendas de ropa online.

Si buscas promocionarte como profesional autónomo, ahí tienes LinkedIn.

Y tampoco debes olvidar redes más especializadas, por ejemplo, si tienes un grupo de música no debes olvidarte de SoundCloud.

También es básico que te informes de las redes sociales más usadas por influencers y por las nuevas generaciones, por ejemplo, Facebook tiene cada vez menos peso en la Generación Z, y los usuarios más jóvenes prefieren otras como TikTok.

Plataformas de vídeo o streaming

Una de las tendencias de marketing en los últimos años es la creación de vídeos y su difusión en plataformas como Youtube.

Este tipo de contenidos funcionan muy bien porque son visuales, aportan valor a la marca, te dan a conocer a los usuarios de forma más cercana y aumentan el engagement.

Otra de las grandes tendencias actuales es el streaming de vídeos.

Muchos influencers lo utilizan hoy en día para comunicarse cara a cara con sus usuarios. Lo que empezó como algo exclusivo del ámbito de los videojuegos, se está expandiendo poco a poco a todo tipo de ámbitos.

Ebooks y otros contenidos exclusivos

Los Ebooks y otros materiales ricos similares son contenidos que ofrecen información todavía más valiosa que el blog corporativo.

En este tipo de contenidos se ofrece información ampliada y exhaustiva sobre algún determinado tema. Gracias a ellos puedes demostrar que tienes un gran conocimiento sobre dicho tema y convertirte en una autoridad en la materia.

Al tratarse de contenidos de gran calidad, se suelen poner ciertas barreras para acceder a ellos.

Por ejemplo, rellenar un formulario de registro.

El usuario lo hará si sabe que va a recibir información exclusiva. Por ello, son uno de los principales métodos para generar leads y aumentar tu base de datos de clientes potenciales.

Correo electrónico

Compaginar el marketing de contenidos con el email marketing sigue dando muy buenos resultados. Los usuarios consultan su correo electrónico casi a diario, por lo que es un canal idóneo para hacerles llegar nuestros contenidos, por ejemplo a través de newsletters.

Entre las principales ventajas de la difusión de contenidos por email es que los KPI son fácilmente medibles por ejemplo, cuántas personas recibieron y abrieron tu mensaje. Es uno de los canales que ofrece un mejor ROI (retorno de la inversión)

Otros

Existen otros canales online que también pueden ser muy útiles para difundir tus contenidos, por ejemplo las webs interactivas, artículos patrocinados, directorios, webinars, presentaciones en slideshare, fotos, etc.

Y tampoco te olvides de los canales offline, como periódicos y revistas.

Fases de un plan de marketing de contenidos

Fases de un plan de marketing de contenidos

Para que tu estrategia de marketing de contenidos funcione es necesario definir una estructura adecuada, lo cual pasa por las siguientes fases.

Establecer los objetivos

El primer paso es saber qué quieres conseguir con tu estrategia. Por ejemplo, tu objetivo puede ser atraer leads, pero también puedes centrarte en aumentar la identificación del usuario con la marca, entrar en un nuevo mercado, convertirte en un referente en el sector, reducir los costes o incrementar la retención de usuarios.

Definir los KPI

Los KPI son los indicadores claves de desempeño, es decir, las métricas que determinan si avanzas en la dirección correcta para alcanzar tus metas.

Estos indicadores han de ser lo bastante precisos para que los datos arrojados sean valiosos.

Se puede caer en dos errores.

Por un lado, no medir los KPI, con lo cual no se tendrá información sobre los resultados de la estrategia; por otro, medir demasiadas variables, lo que podría provocar que se tenga demasiada información, pero poco relevante.

En definitiva, los KPI deben cumplir una serie de requisitos: ser fundamentales para la estrategia de marketing, ser fáciles de entender, fácilmente medibles y tener la capacidad de impulsar acciones positivas.

Algunos ejemplos de KPI son el número de visitas, los leads generados, el tiempo de permanencia en el sitio, la tasa de rebote, el coste de adquisición de cada cliente, etc.

Identificar al buyer persona

A lo largo del artículo hemos hablado de “clientes potenciales”. Para saber identificarlos, lo primero es definir quién es nuestro buyer persona.

Un buyer persona sería la definición de tu cliente ideal.

Una persona tipo de la cual conoces su nombre, edad, sexo, estado civil, profesión, intereses y anhelos, etc. Cuanto más sepas de tu buyer persona y más certera sea la información, mejor.

No hay que confundir el buyer persona con el público objetivo.

A partir del buyer persona se puede definir el público objetivo, que se refiere más a un grupo demográfico que a un persona-tipo concreta.

Crear el contenido

Este contenido debe estar adaptado a los clientes, y a la fase del embudo de venta en el que se encuentran.

En este sentido, hay que crear contenido adaptado a las fases iniciales del embudo, las intermedias y las finales.

También hay otros contenidos cuyo objetivo es la retención de clientes que ya han efectuado la compra.

Por ejemplo, imagina que has desarrollado una aplicación de seguridad para dispositivos móviles.

Un contenido para la primera fase del embudo o awareness podría ser un artículo titulado “¿Por qué es importante proteger tu teléfono móvil de las amenazas de internet?”.

Una vez que se ha creado la necesidad el usuario, podría ofrecerle otros contenidos para seguir avanzando en el embudo de venta hacia la compra de tu producto.

Por ejemplo, un tutorial sobre cómo configurar tu aplicación de seguridad, o un artículo sobre las ventajas que puede ofrecer al usuario. Es decir, contenidos más enfocados a convencer al cliente de que tu producto es lo que está buscando.

Difundir el contenido

Ya te hemos hablado sobre algunos de los canales más recomendados: paginas web, redes sociales, correo electrónico, videotutoriales, streaming de vídeo, Ebooks, white papers, directorios de artículos, contenidos patrocinados, foros, plataformas de formación online, medios de comunicación online y offline, etc.

Medir los resultados

Todo el proceso anterior servirá de poco si no mides los resultados que has obtenido para los diferentes KPI. En base al análisis de dichos resultados sabrás si la estrategia ha funcionado o cuáles son los puntos a mejorar. Toda esta información te servirá para perfeccionar tus estrategias de futuro.

Ventajas del marketing de contenidos

Ventajas del marketing de contenidos

Continuamos el recorrido viendo 10 ventajas del marketing de contenidos. ¿En qué te puede ayudar?

  1. Conseguir más tráfico para tu página web y más leads cualificados
  2. Mejorar tu posicionamiento global online.
  3. Generar conocimiento e interés sobre tu marca.
  4. Crear una relación más cercana con tu audiencia.
  5. Educar al mercado, informar a los usuarios sobre productos o servicios que no conocen.
  6. Generar ventas, aunque sea de forma indirecta.
  7. Facilitar la tarea del equipo comercial.
  8. Aumentar la fidelización y retención de clientes.
  9. Incrementar el valor que el cliente gasta en tu marca, es decir, el lifetime-value.
  10. Reducir el coste de adquisición por cliente.

Desventajas del content marketing

Ya conoces todo lo que deberías saber sobre el marketing de contenidos y sus beneficios. Sin embargo, también hay algunos puntos a tener en cuenta que merece la pena resaltar:

  1. Es una estrategia que se cuece a fuego lento y necesita cierto tiempo para dar resultados.
  2. Requiere mucho trabajo y ser muy constante.
  3. Hay que saber cómo crear contenido de calidad, o contar con profesionales dedicados a ello.
  4. Se educa a la competencia. Si tu contenido es bueno, es probable que otras empresas se fijen en él y traten de adaptarlo (incluso copiarlo).

Ejemplos de marketing de contenidos

Se puede afirmar que la gran mayoría de empresas asentadas en el mercado utilizan el marketing de contenidos de una u otra manera.

Telefónica y su blog ThinkBig

Una de ellas ha sido Telefónica, que ha puesto en marcha el blog ThinkBig, una plataforma en la que ofrecen contenidos sobre las tendencias de futuro, no solo en el campo de la telefonía, sino de la tecnología en general.

Maybelline y Beautyandthecity

Haciendo una especie de símil con la serie ‘Sex and the city’, Mabelline, una marca de la compañía L’Oreal, ofrece en este blog contenidos relevante para sus usuarios, tales como consejos o tutoriales de maquillaje.

Todos estos contenidos están desarrollados con productos de la marca y, además, enlazan a su canal de Youtube, para reforzar el engagement desde varios canales.

Red Bull y sus desafíos extremos

Red Bull empezó como una marca de bebidas, pero hoy en día es mucho más.

En la actualidad se asocia a esta marca con todo lo que tenga que ver con deportes de riesgo.

Red Bull sabe cómo conectar con sus usuarios a través de las redes sociales o de su página web, ofreciendo contenidos sorprendentes y que superan todo tipo de barreras.

¿Quién no recuerda la difusión que tuvo el salto desde la estratosfera de Felix Baumgartner?

Apple y su proyecto #shotoniPhone

Esta iniciativa de Apple es el ejemplo perfecto de cómo realizar una campaña de marketing de contenidos a través de los propios usuarios.

El proyecto consiste en invitar a los usuarios a publicar en Instagram fotos sacadas con el iPhone en situaciones cotidianas, con el hashtag #shotoniPhone.

Lo único que hace Apple es agrupar las imágenes en diferentes colecciones, de manera que todo el “trabajo sucio” lo hacen los propios usuarios.

Todos ganan: los usuarios consiguen más visibilidad para sus fotos gracias a Apple, y la compañía difunde todavía más su imagen de marca y aumenta el engagement.

Conclusión

En definitiva, esto es todo lo que debes tener en cuenta para desarrollar tu estrategia de marketing de contenidos.

Recuerda que en la actualidad la competencia está a la orden del día y que si quieres obtener buenos resultados vas a necesitar la ayuda de redactores online y community managers profesionales o comprar contenido web en empresas especializadas en redacción como nosotros en Quooot.

Leave a Comment.